Bodas

¿Te ha pasado, cuando escuchas una canción de tu infancia, que inmediatamente recuerdas lo que solías hacer y sentir en esos momentos? Yo recuerdo que jugaba con mis primos y vecinos, toda la tarde, y en la noche, todos cenábamos con las tortillas de harina hechas por mi abuela. Sólo de recordarlo ya tengo una sonrisa en mi boca.

¿Sabes que ese mismo sentimiento se puede experimentar con la fotografía?

 

La vida está llena de momentos que la marcan para siempre. Tu boda, definitivamente, es uno de ellos. Y con fotografías que capten emociones, podrás revivir en cualquier momento lo que sentías de esos momentos felices.

 

Por eso es tan importante la fotografía de tu boda. No solamente querrás ver qué fue lo que paso en tu boda. Vas a querer volver a sentir las emociones que tuviste ese día.  Vas a querer recordar cosas que ya habías olvidado que te hicieron reír y llorar.

 

Tienes mucho por vivir y celebrar, y esa historia es necesaria contarla.

 

Y creo que soy la persona indicada para ayudarte en eso.