No solamente tomo fotos, también hago videos.

El video es una gran manera de contar tu historia, e igual que con la fotografía, mi objetivo es captar emociones reales.

 

De tu boda, yo no quiero que tengas un video normal, como el que todos tienen. Yo quiero que tengas un filme. Una pequeña película de la gran historia que es tu boda.

Y si tú crees que no vas a poder aguantarte las ganas, la historia de tu boda la podrás empezar a ver desde el día siguiente a ella, con un pequeño avance que se puede publicar en mis redes sociales.

No creas que si me contratas para tu boda, solamente podrás tener una buena fotografía o un buen video. Me he esforzado mucho en preparar a mi equipo para hacer ambas cosas de gran nivel al mismo tiempo.